Cómo necesitar menos de las páginas de empleo para reclutar

Esctrito por el 02 de Enero 2019 en Blog

Cómo necesitar menos de las páginas de empleo para reclutar

Comparte:

Hace algunos años, entramos a una nueva era en la forma de reclutar. Llegaron los portales de empleo y de un momento a otro pasamos de anuncios de periódico a portales de empleo.

Se generó toda una revolución en los departamentos de reclutamiento ya que  se llegaba a más personas en menos tiempo, se agilizaba el tiempo de recepción y revisión de información pero sobre todo sustituimos los cientos de curriculums y solicitudes de papel por información que podíamos clasificar y filtrar de manera más rápida.

Sin embargo, hoy en día, las necesidades de las empresas son otras debido a que no solo buscan que el candidato cumpla con los conocimientos y/o habilidades sino que sean afines a la cultura de la organización por lo tanto, publicar una vacante solicitando un perfil específico y esperar a recibir a los candidatos idóneos para ser contratados ya  no es suficiente ni eficiente como antes.

Debido a esto, te compartimos como necesitar menos de las páginas de empleo para reclutar.

  1. Utiliza las redes sociales.

Las generaciones digitales, millennials o generación “Y” (nacidos en 1980 y 1995), y la generación “Z” (a partir de 1995) no suelen utilizar los medios tradicionales de reclutamiento como los portales de empleo por lo que las redes sociales son ahora un canal para conocer no solo la formación y experiencia de los candidatos sino también información valiosa a la hora de seleccionar a uno u otro candidato como determinados aspectos de su personalidad y comportamiento con un costo casi nulo.

  1. Sé un reclutador creativo.

El reclutador debe ser un actor protagonista de su proceso de búsqueda, ampliar sus fuentes a candidatos pasivos (los que no están buscando empleo de manera activa) pero que por sus resultados y cultura laboral reúne las competencias necesarias que aquel que está desempleado.

  1. Crea relaciones duraderas.

Los candidatos que participaron en un proceso de selección, tiene una cultura laboral definida, tienen el conocimiento y habilidades pero que no fueron al final seleccionados, pueden convertirse en candidatos para otras posiciones por lo que tener un canal abierto con un candidato y darle una respuesta inmediata, está muy bien valorado, porque no es lo habitual. Las personas por lo general son muy agradecidas cuando les comunicas porque las descartaron, sin descalificarlas, si las tratas bien, tendrás potenciales candidatos futuros y además hablaran bien de tu empresa en su entorno.

En conclusión, el mercado laboral nos exige ser creativos y proactivos por lo que los reclutadores debemos trabajar en desarrollar otras fuentes que nos ayuden a atraer el talento adecuado.