Cómo mejorar nuestras prácticas de reclutamiento para disminuir errores

Esctrito por el 02 de Enero 2019 en Blog

Cómo mejorar nuestras prácticas de reclutamiento para disminuir errores

Comparte:

Hablar sobre el uso de las computadoras, internet y redes sociales es un factor tan común que simplemente no concebimos nuestra vida sin estas herramientas en nuestro trabajo.

Sin embargo, al difundir nuestras vacantes por estos medios, es muy común obtener una gran cantidad de curriculums que no se adecuan a lo que estamos buscando por lo que lejos de ayudarnos a encontrar candidatos potenciales solo hacen más difícil nuestra labor.

Debido a esto, te compartimos estos tips que te ayudará a mejorar tus prácticas de reclutamiento:

1.- Segmenta tus fuentes de reclutamiento.
Todas las fuentes de reclutamiento son útiles, sin embargo, para lograr una búsqueda certera y más rápida hay que aprender a identificar que fuente de reclutamiento funciona y para qué tipo de vacantes. Puedes segmentarlas por personal operativo, de staff / administrativo hasta gerencias medias o altas, por mencionar unos ejemplos.

2.- Crear un proceso simple y estándar de tu bolsa de trabajo.
Invertir tiempo guardando información de los candidatos que no son viables o que al final no fueron seleccionados, tarde o temprano te servirá para nuevas vacantes y acortarás tus procesos de manera significativa. El simple hecho de guardar la curricula de un candidato a partir de un “link” de internet te ayudará muchísimo ya que un curriculum guardado en tu computadora caducará con el tiempo, mientras que la información que se encuentra en la red será actualizada por los candidatos.

3.- Estilo de trabajo de candidatos vs cliente.
Dar un completo enfoque al perfil técnico sin profundizar en el estilo de trabajo de la empresa y/o cliente a quien estamos trabajando, es otro error común en la selección. Debido a esto, debes conocer bien a tu cliente para que en la entrevista profunda logres identificar si tu candidato se podrá adaptar tanto a la empresa como al jefe inmediato. Por otra parte, investiga el estilo de trabajo, la filosofía y cultura de las empresas donde el candidato ha laborado, su tiempo de estadía para conocer su estilo de trabajo y a cuál se ha adaptado mejor.

Como podrás haber visto, el internet y la tecnología nos ofrecen herramientas para simplificar nuestros procesos y evitar errores, aprovechémoslas.