Mitos sobre la retención de talento

Esctrito por el 22 de Diciembre 2016 en Blog

Mitos sobre la retención de talento

Comparte:

Hoy en día, los grandes líderes empresariales están más conscientes que nunca que identificar y cuidar a su fuerza de trabajo, resulta igualmente estratégico que las inversiones en tecnología, ya que la competitividad laboral actual ha despertado una fuerte lucha por atraer el mejor talento y por supuesto, retener a los buenos colaboradores.

Sin embargo, para muchas empresas la retención de talento es un tema controversial al momento de ser llevado a la práctica, por ello, te presentamos 3 mitos que existen al respecto:

1.- Retener a un colaborador es una tarea de recursos humanos.
Atraer y reclutar son funciones estratégicas y primordiales para una empresa; los filtros, entrevistas y demás procesos como: pruebas psicométricas ayudan a identificar, evaluar y proyectar el potencial y desempeño de una persona, sin embargo, la retención de talento es una tarea que se reafirma dentro de la organización con los líderes del equipo de trabajo, proyectos, áreas y/o divisiones. Incluso, se dice que los colaboradores no se deshacen de sus trabajos sino: de los malos jefes.

2.- El dinero no lo es todo.
A pesar de la percepción que se tiene en las empresas de que el dinero es lo único que aprecian los colaboradores valiosos, un mal ambiente laboral o un mal jefe también  provoca que busquen mejores oportunidades, tirando por la borda cualquier bono especial que tenga por propósito mantener a la gente motivada, por lo tanto, habría que fortalecer a los líderes en la capacitación de habilidades relacionadas con el manejo de personas, motivación, liderazgo y recompensas.

3.- La rotación y la retención son un mismo problema
La rotación es un indicador cuantitativo de la dinámica de contrataciones, desvinculaciones y abandonos voluntarios en referencia a un plantilla determinada. En cambio, la retención es una capacidad organizacional para mantener motivados y en constante contribución al negocio a aquellos colaboradores con alto potencial y desempeño, por lo tanto creer que es lo mismo es algo muy equivocado.

Como ves, la retención de talento es, y será, sin duda un factor clave de competitividad en las empresas por lo que vale la pena plantear una estrategia de retención que actúe como vinculo al talento requerido y que permita realmente crecer asegurando la rentabilidad.