Las fortalezas de un Consultor /headhunter

Esctrito por el 16 de Marzo 2018 en Blog

Las fortalezas de un Consultor /headhunter

Comparte:

Tanto en el entorno de trabajo organizacional como en el entorno de competitividad, un Headhunter proyecta el futuro del candidato y el crecimiento o consolidación de una empresa.

Un Headhunter, también llamado consultor, es quien induce y provoca tanto una consideración de un nuevo trabajo como una consideración de un nuevo elemento a la empresa, por lo que la labor como consultores va más allá de posicionar a un candidato.

A continuación enlistamos las fortalezas de un consultores:

1.- Establece un vínculo de confianza con las o los candidatos a evaluar, este vínculo es un factor clave para que se puede identificar las necesidades reales de los evaluados.

 2.- Toma una postura como coach, una iniciativa a fin de perfilar al candidato, esto puede significar la oportunidad de incentivarlo con conocimiento de proyección profesional. En ocasiones el profesional puede ser el talento esperado pero carece de presentación profesional el cual le afecta a la hora de la selección.

 3.- Actitud proactiva como enlace entre el cliente y el candidato, sin perder de vista el desarrollo de un proceso en tiempo y forma, ya que llevar a cabo un proceso asegura el posicionamiento del candidato y la contratación que realiza el cliente.

 4.-Presenta los beneficios que se ofrecen al candidato, entre estos: Mejorar el posicionamiento laboral, sumar a la experiencia laboral, aumentar la cotización del candidato como profesional.

 5.- Definirá la búsqueda de candidatos en base a la descripción del puesto tomando en cuenta los siguientes elementos:

  • La cultura organizacional de la empresa en cuestión: Este punto tiene que ver con el desarrollo en un espacio y en un grupo el cual debe proyectarse como óptimo ya que esto que determinará un estilo de vida profesional.
  • Plan de carrera que se propone al candidato: Este punto es determinante dado que el esquema salarial es palpable y establece una línea de comparación con las expectativa salariales del candidato y el salario actual que percibe.

 

Al reconocer los puntos anteriores, la entrevista a profundidad que se realiza a cada candidato y cliente se orienta a proyectar una mejora para ambos.